Noticias
Foster The People presenta su tercer álbum, ‘Sacred Hearts Club’
En sus ocho años de carrera, la banda estadounidense Foster The People ha sabido mantener con gran acierto una fórmula que le ha dado muy buenos resultados: hacer canciones sofisticadas en términos de composición y de sonido, pero que resulten fáciles de escuchar –no siempre de entender– gracias a sus armonías y a sus coros pegadizos.

Este balance entre la complejidad y la sencillez, a veces acompañado por letras un poco oscuras que se camuflan entre melodías alegres, ha estado presente en todos los álbumes de la agrupación. El primero de ellos, llamado ‘Torches’, significó un éxito rotundo por incluir canciones como ‘Helena Beat’, ‘Call It What You Want’, ‘Houdini’ y, por supuesto, ‘Pumped Up Kicks’, el tema más conocido de Foster The People y también el que más controversia ha generado, ya que algunos relacionan a Robert, su protagonista, con la masacre ocurrida en la escuela secundaria de Columbine en 1999.

“Para nosotros, ‘Pumped Up Kicks’ es una bendición. Nunca habríamos podido predecir que este tema llegaría a ser tan masivo, pero a fin de cuentas las canciones son como los árboles: tienen una vida propia. Las hacemos por el amor de hacer música, porque nos apasiona y perseguimos nuestros instintos e inspiraciones, pero ellas crecen y vuelan por cuenta propia”, dice Isom Innis, guitarrista de la banda.

Tras el apabullante éxito que tuvo ‘Torches’, en el 2014 Foster The People presentó ‘Supermodel’, su segundo larga duración. Aunque la intención en este trabajo fue tomar el camino difícil y hacer que no se pareciera en nada al anterior, la recepción del público no fue la mejor. Se destacaron algunas canciones como ‘Pseudología Fantástica’ y ‘Coming of Age’, pero al final, ‘Supermodel’ pasó casi inadvertido. Han transcurrido tres años desde entonces y ahora el cuarteto que lidera Mark Foster se encuentra en la gira promocional de su tercer álbum de estudio: Sacred Hearts Club (Club de los corazones sagrados).

Esta producción, que surgió a raíz de un viaje que hizo Foster por Birmania, llevó a la banda a incursionar en géneros como el ‘hip hop’, el ‘dance’, el ‘rhythm and blues’ y el rock psicodélico de los años 60. “Este es el álbum más rítmico y feroz, y lo es también desde el punto de vista del proceso creativo. Quiero decir, ‘Supermodel’ era un álbum más conceptual en todo sentido, incluso en su proceso de grabación, pero en cambio ‘Sacred Hearts Club’ nació de la experimentación y de la improvisación en el estudio. Trabajamos durante gran parte de los últimos tres años y podemos decir que está orientado fundamentalmente hacia el ‘beat’ y el ‘groove’ ”, explica Innis.
×